Bollos suizos

Me encantan los suizos y llevaba un año sin prepararlos. Raro, porque siempre hay que esconder alguno para que llegue al día siguiente.

Se dice que los bollos suizos son originarios de Madrid, en honor a una cafetería ya cerrada, el Café Suizo. Sus dueños, dos suizos, elaboraban estos bollos para los desayunos y meriendas de los tertulianos y rápidamente, se convirtió en una bollería típica de la capital. Su principal diferencia respecto a los brioches es el uso de una menor cantidad de mantequilla y de su característica hendidura coronada con azúcar.

A la receta básica (la mía de Webos fritos) la añado ralladura de limón y agua de azahar, y para mí, así, se convierte en un dulce perfecto y uno de mis preferidos (ya veréis cómo huele al hornear).

Suizos, bollos suizos, receta, masa,Makemisohappy,postres, desayuno, bollería,

Suizos, bollos suizos, receta, masa,Makemisohappy,postres, desayuno, bollería,

Ingredientes para 10 suizos:

-90 gr de leche entera

-40 gr de azúcar blanco

-60 gr de mantequilla ambiente

-340 gr de harina de fuerza

-2 huevos

-5 gr de levadura seca

-5 gr de sal

-dos cucharaditas de agua de azahar

-ralladura de un limón

-para pincelar: un huevo batido

-para decorar: un poco de azúcar humedecido con unas gotas de agua

Elaboración:

Empezamos preparando la masa de los suizos, mezclando todos los ingredientes en un bol e integrándolos hasta tener una masa elástica, un poco pegajosa, pero manejable. Sacamos la masa a una superficie lisa y seguimos amasando unos 10 minutos hasta que esté completamente lisa y brillante. Aceitamos un bol, introducimos la masa boleada y la dejamos tapada con film transparente durante dos horas, hasta que doble de tamaño. Pasado ese tiempo, desgasificamos la masa, dándola unos suaves golpes, y dividimos en 10 porciones de unos 70-80 gr. Boleamos cada porción y las colocamos bien separadas entre sí en papel de horno para completar la segunda fermentación de una hora de duración. Precalentamos el horno a 200º. Pasado el tiempo de fermentación, pincelamos cada bola con huevo batido (con mucho cuidado de no pinchar la masa para que no se baje), hacemos un corte longitudinal en el centro y espolvoreamos azúcar humedecido con unas gotas de agua. Horneamos los primeros cinco minutos a 200º y otros 5-8 minutos a 180º (hasta que estén dorados y al pinchar con un palillo salga limpio).

Cómo veis, es una receta muy fácil. ¿Os animáis?

¿Te ha gustado? Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>