Chocolate chip cookies

Cuando tenía 16 años realicé un viaje a EE.UU. con el Instituto. Estuvimos tres semanas y cada una de ellas en una ciudad y familia de acogida. Por suerte, las familias con las que viví eran muy diferentes entre sí y pude hacerme una gran idea de la forma de vida americana.

Estuvimos en Illinois, Wisconsin y Minnesota, todo muy Ámerica profunda, nada de Nueva York o L.A. y pasé de estar con una familia ultracatólica y con fotos de Bush por toda la casa a estar con unas chicas jóvenes que tenían una mansión y estaban todo el día de fiesta, para terminar con una familia musulmana. Como veis, no me aburrí.

Y todo este rollo para qué. Pues resulta, que una amiga que estaba conmigo allí, casi siempre llevaba a clase unas “galletas” caseras con pepitas de chocolate. Ella siempre se quejaba porque decía que estaban rancias y me las daba. Y yo encantada, porque tengo que admitir que desde pequeña me gusta dejar al aire algún paquete de galletas para que se “ablande”. Ya una con los años (y sobretodo cuando empieza a hacer galletas) se da cuenta de que son así y que incluso lo complicado es hacerlas blandas (chewy es la palabra) por dentro y crujientes por fuera. Pues bien, hoy hoy traigo las famosas cookies americanas, nada de chips ahoy. Lo importante es usar azúcar moreno y harina de fuerza para que queden con esa textura.

 

cookies, galletas, american, chip, chocolate, dessert, baking, pink, sweet, valentine, day, present, gift, regalo, valentin, san valentin, chocolate, galletas, lazo, horno, receta, recipe, makemisohappy, make, miso, happy, blog, foodblog, photography, food, Ingredientes (15 cookies grandes)

– 350gr de harina de fuerza
– 5gr de levadura quimica
– 210gr de mantequilla derretida
– 50gr de azúcar moreno
– 200gr de azúcar blanco
– 1tsp (cucharadita) de azúcar avainillado
– 1 huevo
– 1 yema
– 200gr de chocolate picado en trozos grandes.

 

Elaboración

Primero precalentamos el horno a 175°.

En un bol, ponemos la mantequilla en pomada, el azúcar moreno, el blanco y el azúcar avainillado. Mezclamos hasta integrarlo bien. A continuación, añadimos la yema, el huevo, mezclamos y echamos por último la harina y la levadura química.
Mezclamos hasta que la masa sea uniforme y entonces añadimos los trozos de chocolate.
Hacemos bolas, del tamaño de una pelota de golf, si queremos que sean grandes, como las mías, y aplastamos.

Las podéis romper por la mitad para abrirlas y que queden rugosas al hornearse, estas galletas no son lisas. Ponemos las galletas en una bandeja de hornear con papel vegetal separadas lo suficiente como para que no se junten cuando crezcan al hornearse. Horneamos durante 10- 15 min, sin aire, hasta que empiecen a dorarse.
Sacamos del horno con cuidado porque estarán blandas y dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que endurezcan un poco.

Ahora sólo queda disfrutar de las galletas, que van a durar poco. Además, si las ponéis en una caja bonita con un lazo, ya tenéis un detalle por San Valentín.

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

2 Comentarios

  1. ladulceespiga

    Me encantan estas galletas, con esos trozos grandes de chocolate por dentro, como nos gustan en casa. Además son ideales para cualquier hora!

    Un beso!
    Raquel

    Responder
    1. Ainara González (Publicaciones Autor)

      Están riquisimas! Las tres que ves en la foto las tuve que esconder para que no desaparecieran

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>