Masa de pizza italiana

Esta es una receta de pizza fácil, muy crujiente y sabrosa sin necesidad de usar masa madre, simplemente alargando la fermentación.

La harina que he usado es una especial de El amasadero para pizzas, porque tiene mucha proteína y al cabo de una fermentación larga se vuelve muy elástica y se estira con mucha facilidad. Esto da como resultado una pizza  muy fina y crujiente de bordes altos con alveolos.

Sino, no pasa nada, probad con una harina panadera, que no sea de fuerza y dejadla reposar 3 días en el frigorífico. Eso es lo más importante, ganará en sabor y en manejabilidad.

La receta es de un grupo de Facebook en el que ando metida, y este mes tenemos como reto la masa de pizza.

pizza, receta, casera, masa, makemisohappy, make, miso, happy, harina, crujiente, cómo, tomate, aceite, rúcula, olives, aceitunas, mozzarella, blog, food, recipe,

 

Ingredientes:

– 400 g de harina panadera, yo uso especial pizza de El amasadero

– 100 g de semolina (se puede comprar en El amasadero o en tiendas árabes)

– 310 g de agua o un poco mas según la absorción de la harina

– 20 g de aceite de oliva

– 10 g de sal

– 5 g de levadura fresca de panadero o 1/3 si es levadura seca

 

Elaboración:

Dos o tres días antes de que vayamos a hacer la pizza se mezclan los ingredientes en un bol, se mezcla todo bien, que no quede harina o agua sin mezclar y se deja reposar mas o menos 1 hora tapada. Después de esa hora, se bolea y se mete en un tupper o bol a la nevera hasta que la vayamos a usar.

Pasados esos dias, un rato antes de hornear, mientras preparamos los ingredientes para la cobertura, se saca de la nevera y se deja atemperar. Se precalienta el horno a máxima  potencia, arriba y abajo. Pasamos a extender la masa, con uno poco de harina o semolina en la encimera y con las manos, suavemente vamos estirándola  y dándole la forma deseada empezando siempre desde el centro hacia los bordes.


pizza, receta, casera, masa, makemisohappy, make, miso, happy, harina, crujiente, cómo, tomate, aceite, rúcula, olives, aceitunas, mozzarella, blog, food, recipe,

 

Los ingredientes de la cobertura irán al gusto: tomate, mozzarella, bacon, quesos, setas… En mi caso he horneado primero la base de la pizza con el tomate, en Italia llamado “suela” y después he añadido el resto de los ingredientes (rúcula, mozzarella, aceitunas negras, tomate en aceite y alcaparras) para que no se hagan en exceso (unos 5 minutos). De esta forma la mozzarella estará blanda, sin ser suero y la masa crujiente. La “suela”, horneada unos pocos minutos, se puede guardar en el congelador, así, sólo hay que poner el resto de ingredientes cuando la vayamos a usar y hornear.

*La mejor forma de hornear la pizza si no disponemos de piedra para horno es hacerlo sobre un papel de horno en la base o suelo de este, así se consigue imitar a un horno de piedra. La dejaremos ahí unos cinco minutos a 250 grados y después la subimos a media altura a 200 grados para que termine de dorarse por arriba.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>