Lasaña con pasta fresca

Buenos días a todos! Aquí vengo yo a animaros para que encendáis el horno con esta locura de calor. Pero merece el esfuerzo. Hoy os traigo uno de mis platos favoritos: la lasaña. Y en este caso, no es una “lasagne alla bolognese” como mandan los italianos, pero sí tiene más de esta que de los típicos sofritos con carne que se hacen en este país. La diferencia radica en el ragù, pues para reducir el número de horas suelo utilizar un poco de tomate concentrado junto a otro poco de rallado y también porque no uso panceta (que además del número de horas hay que reducir las calorías :)).

Además, mientras dejamos pochar las verduras o esperamos a que reduzca, os propongo preparar las placas de pasta en casa. En una ocasión, ya os mostré los tallarines de espinacas que hacemos, pero, ahora, es mucho más fácil pues no necesitáis máquina de pasta, sólo estirar bien la masa. ¿Manos a la obra?

Ingredientes para la lasaña:

-250 gr de carne picada (la que más os guste)

-media cebolla

-1/4 de pimiento verde

-dos zanahorias medianas

-medio apio

-medio vaso de leche

-medio vaso de vino blanco

-2 tomates

-dos cucharadas de tomate concentrado

-nuez moscada

-pimienta negra y sal

Para la bechamel:

-40 gr de mantequilla

-dos vasos de leche

-dos cucharadas de harina

-sal, pimienta negra y nuez moscada

lasagna, lasaña, pasta, pasta fresca, casera, fresca, máquina de pasta, máquina, lidl, placas, ragú, boloñesa, carne, tomate, sofrito, leche, vino blanco, horno, makemisohappy, receta, recipe, cómo, hacer, deliciosa, mejor, popular, makemisohappy, make, miso, happy, blog, ainara,

Elaboración:

Empezamos pochando la cebolla picada finamente durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, añadimos la zanahoria, el pimiento y el apio en trozos pequeños. Agregamos la carne, sazonamos y dejamos que pierda el color rosado. Después, volcamos el medio vaso de leche y un poco de nuez moscada y dejamos reducir hasta que no quede leche. A continuación, hacemos lo mismo con el medio vaso de vino blanco. Cuando se haya evaporado, incorporamos los dos tomates rallados sin la piel, dos cucharadas de tomate concentrado y una pizca de azúcar. Dejamos reducir a fuego lento hasta que no quede líquido de los tomates.

Para la bechamel, en un cazo deshacemos la mantequilla a fuego suave, echamos la harina y con unas varillas no paramos de remover hasta que la harina esté dorada. Añadimos la leche (mejor si está a temperatura ambiente) y seguimos removiendo hasta que nos quede una bechamel con la consistencia deseada.

Volcamos la bechamel (caliente) en la cazuela con el resto de ingredientes. O si preferís, la podéis mantener separada para montar capas en la lasaña, pero yo prefiero de la primera forma.

Ingredientes para las placas de pasta:

-200 gr de harina

-2 huevos

.-una pizca de sal

-una cucharadita de aceite de oliva (opcional)

Elaboración: 

Preparamos la masa como os expliqué aquí (sin el puré de espinacas ;P). Debemos conseguir unas placas muy finas porque al cocer “engordan”. Dejamos que sequen durante unos pocos minutos (colgadas o en una mesa con harina) y a continuación las cocemos en agua con sal durante tres minutos. Secar muy bien.

maquina_pasta_lasagna_630x945

Ahora ya es momento de montar la lasaña. Lo ideal son unas 6 capas de pasta junto al relleno. Ah! Y dejad un poco para el día siguiente, pues estará mucho más rica. ¡Espero que os guste tanto como a mí!

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>