Pavlova para celebrar

¿Para celebrar qué? Pues que Make miso happy cumplió un año este sábado pasado.

UN AÑO ya…

pavlova; cake; make; miso; happy; makemisohappy; ainara; blog; receta; tarta; dulce; fiesta; cumple; nata; merengue; claras; clara de huevo; fresas; frambuesas; horno; celiacos; sin gluten

Hace un año decidí que quería tener un “sitio” que me sirviera de diario y en el que escribir sobre aquellas recetas que me gustaban tanto como para compartirlas y de esta forma, no perderlas; o sobre viajes y vivencias que así, puedo releerlas a menudo para recordarlas.

No os voy a engañar, estoy muy orgullosa de haber cumplido un año. Con sus días buenos y malos. A veces no tenía tiempo para pensar, probar, cocinar, fotografiar, editar, escribir… pero tenía que sacarlo de alguna forma. Otras, no tenía mucho que hacer y gracias al blog me mantenía ocupada y feliz.

PicMonkey Collage black

Una vez leí que la mayoría de los blogs (el 90%), no superan el primer año. ¡Pues somos un blog superviviente! A veces pienso en cómo hubiera sido este año raro (muy raro) que he pasado, si no hubiese tenido un blog. Seguramente no tendría tanta ilusión por aprender y mejorar (en fotografía, en web, seo, en cocina, en escribir más) y tampoco estaría ilusionada tanta gente como tengo alrededor. A estos últimos los quiero dar las gracias (ellos saben quienes son), porque compartiendo, mandándome fotos de los platos que han hecho, teniendo palabras amables y pensando en props para el blog cada vez que ven una aceitera o tazas, hacen que todos los miércoles tenga ganas de seguir con ello. GRACIAS

Y gracias a los que entráis, curioseáis, leéis, compartís y me seguís en Facebook y en Instagram.

Sencillamente, gracias a los que me apoyáis. 

PicMonkey Collage white

Hace un año, empecé con este post. Y desde entonces, he escrito 50. La receta más vista, es la de las chocolate chip cookies, las que más habéis hecho: el hummus de remolacha y el bizcocho de calabaza.

Tenemos recetas vegetarianas, muchas de pan gracias al grupo Bake the world, y las que más os gustan, las dulces. Durante este año me habéis acompañado en las navidades, y también fuera de la cocina, como en un paseo por el monte a por níscalos o visitas a mercados. Me habéis conocido un poco más gracias al post: 50 cosas que me gustan y habéis vivido conmigo mis meses en Bruselas y mi viaje a París. Por cierto, este, es el post que más releo.

Vamos a empezar con la pavlova, antes de que este post se alargue en exceso.

pavlova; cake; make; miso; happy; makemisohappy; ainara; blog; receta; tarta; dulce; fiesta; cumple; nata; merengue; claras; clara de huevo; fresas; frambuesas; horno; celiacos; sin gluten

¿Conocéis esta tarta? Se dice que fue creada en honor a una bailarina rusa, Anna Pávlova, pues su imagen tan blanca y delicada bailando inspiró a un cocinero para crearla. Si tenéis opción de probarla, claramente notaréis su exterior crujiente y delicado en contraste con un interior más húmedo y esponjoso. Esto se consigue horneando el merengue a una temperatura muy baja durante un largo tiempo. El resultado: una especie de marshmallow (o nube de gominola) con una capa crujiente y acompañado de frutos rojos que equilibran el dulce del merengue.

En la actualidad, es la tarta oficial de Australia. Por ello, me he basado en la receta original de Donna Hay. Con las cantidades que os doy saldrían dos placas de merengue para una tarta grande (unas diez raciones), pero podéis hacer la mitad para preparar una tarta de una altura.

pavlova; cake; make; miso; happy; makemisohappy; ainara; blog; receta; tarta; dulce; fiesta; cumple; nata; merengue; claras; clara de huevo; fresas; frambuesas; horno; celiacos; sin gluten

Para la receta utilicé claras pasteurizadas. Mucha gente no las utiliza por miedo a que no monte el merengue, pero en este caso, sale perfecto. Simplemente, tenéis que usarlas a temperatura ambiente.

Otro consejo es que utilicéis unas varillas eléctricas para montar el merengue, pues lleva bastante tiempo y así nos aseguraremos de que monta bien.

Ingredientes:

– 8 claras de huevo (unos 240 gr)

-400 gr de azúcar glass o caster

-3 cucharaditas de maicena

-1 cucharada de vinagre de vino blanco

-opcional: media cucharadita de esencia de almendra amarga

-nata montada (500 ml de nata para montar +  50 gr de azúcar glass o caster)

-almedras tostadas, frutos rojos, fresas, cerezas…

Elaboración:

Precalentamos el horno a 175º.

Tamizamos el azúcar glass junto a la maicena y reservamos.

Para hacer el merengue ponemos en un bol bastante grande las claras a temperatura ambiente, con una pizca de sal. Batimos con las varillas eléctricas hasta que estén casi montadas. Entonces, vamos añadiendo poco a poco el azúcar y la maicena que habíamos tamizado. Es importante añadir el azúcar muy lentamente, cucharada a cucharada. Por último, añadimos la esencia de almendra amarga y  la cucharada de vinagre. Debemos obtener un merengue muy brillante y con mucho cuerpo, que forme picos y sea muy estable.

Cogemos papel para horno y dibujamos dos círculos iguales ayudándonos de un plato o un molde. Damos la vuelta al papel para que al hornear no quede la marca.

*En mi caso entraban las dos placas juntas en el papel. Podéis hacerlas más pequeñas para que entren, u hornear en dos tandas. Pero nunca, colocar un merengue en la zona baja del horno y otro encima.

Con una cuchara, vamos echando merengue en el papel de hornear, sin salirnos del círculo. Debemos dejar el centro más bajo que los bordes, para poder rellenar bien la pavlova.

Meter en la parte media del horno, sin aire, y bajar la temperatura a 100º. Mantener a esa temperatura durante una hora y media. Sin abrir, dejar el merengue dentro del horno, hasta que se enfríe por completo (al menos tres horas).

Una vez fuera del horno, podemos dejar el merengue al aire libre hasta que lo vayamos a montar. Yo lo hice la tarde anterior a montarlo.

Montamos la nata (muy fría) con el azúcar. La extendemos encima de cada capa de merengue junto a las frutas y almendras tostadas (laminadas o en trozos). Dejamos más frutas para la parte de arriba que la interior. Terminamos de decorar espolvoreando azúcar glass en la zona superior.

Aviso, esta tarta os va a sorprender mucho. Yo no soy muy amante del merengue, pero en realidad con las frutas no queda muy dulce y cada bocado es una mezcla de crujiente y esponjoso increíble.

*La tarta debe montarse como mucho una hora antes de comerla, sino empieza a empaparse de la nata y de las frutas y se pierde el crujiente. Igualmente, guardada en el frigorífico, al día siguiente está muy buena, aunque ya no es lo mismo.

¡Gracias de nuevo y bienvenidos a un nuevo año!

pavlova; cake; make; miso; happy; makemisohappy; ainara; blog; receta; tarta; dulce; fiesta; cumple; nata; merengue; claras; clara de huevo; fresas; frambuesas; horno; celiacos; sin gluten

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

6 Comentarios

  1. carol

    Bravo por este año! Felicidades!

    Responder
    1. Ainara González (Publicaciones Autor)

      Muchas gracias Carol! Todo empezó en parte por vosotras 😉

      Responder
  2. Fer

    Gracias por compartir tanto buen gusto. Felicidades por este año. Estoy impaciente por todo lo que me queda por aprender en los próximos años siguiendo tus publicaciones que hacen este mundo un poco más bello de lo que lo encontraste.

    Responder
    1. Ainara González (Publicaciones Autor)

      Seguiremos siendo un blog superviviente y cada vez mejor! Gracias por todo :)

      Responder
  3. Gina

    Felicidades! :) Muchos años más para este bonito blog <3

    Responder
    1. Ainara González (Publicaciones Autor)

      Muchas gracias Gina! Y suerte en tu futuro proyecto.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>